Internacional

Macron tilda de “demagógico” exigir el cese de la venta de armas a Arabia Saudí

Written by David Lobato

El presidente francés, Emmanuel Macron, tildó este viernes de “demagógicos” las exigencias de parar la venta de armas a Arabia Saudita por el homicidio de Jamal Khashoggi y abogó por sanciones “claras y coordinadas” a nivel europeo contra Riad, mas solo si se pone en marcha sin duda su responsabilidad en la muerte del cronista en el consulado saudita en la ciudad de Estambul.

¿Cuál es la union entre la venta de armas y el homicidio de Khashoggi? Comprendo la relación con lo que pasa en Yemen, mas no hay conexión con el señor Khashoggi, no hay que entremezclarlo todo”, afirmó Macron en conferencia de prensa en Eslovaquia.

Es pura demagogia decir ‘tenemos que detener la venta de armas’, no guarda relación con Khashoggi”, insistió.

Francia, y el propio Macron, ha condenado “firmemente” el homicidio del cronista crítico en el consulado saudita en la ciudad de Estambul el día pasado dos. El último día de la semana, París realizó un comunicado conjunto con Berlín y Londres clamando a la “clarificación urgente” de la “inaceptable” muerte de Khashoggi.

No obstante, el Gobierno francés había evitado hasta el momento pronunciarse claramente entorno a los llamamientos de otros ?íderes, como la canciller alemana Angela Merkel, a detener la venta de armas a Arabia Saudita como represalia por el crimen.

El miércoles, el portavoz del Gobierno francés, Benjamin Griveaux, afirmó que el Ejecutivo está presto a imponer sanciones a Riad por la muerte de Khashoggi e inclusive a ir más allá que prohibir la exportación de armas al país. Mas ya antes de dar ningún paso, París desea estar seguro de la “responsabilidad” de Riad en el homicidio del cronista, resaltó.

“Mientras que eso no se realice con perfección y al tiempo que los hechos no sean comprobados por nuestros servicios de inteligencia, contendremos nuestra reacción”, afirmó Griveaux al término del Consejo de Ministros. Si termina demostrándose la responsabilidad de Riad, “asumiremos las consecuencias y también impondremos sanciones (…) no solo sobre las armas”, precisó.

Desde Bratislava, Macron fue un paso más allí y estimó que, “una vez establecidos los hechos” en torno al asesinato de Khashoggi, las sanciones, de aplicarse, habrían de ser “una contestación europea” y “en todos y cada uno de los ámbitos”, no solo en materia armamentística.

Si deseamos imponer sanciones, va a haber que hacerlo en todos y cada uno de los campos. En un caso así, va a haber que parar de vender coches, apuntó el líder. O adoptar sanciones individuales contra los responsables del crimen, añadió.

Palpablemente agitado —hace días que la prensa le pregunta por esta cuestión y, hasta el momento, Macron había conseguido evitar una respuesta— el presidente francés recordó al unísono la relevancia geoestratégica de Arabia Saudita para todo Occidente. Riad “es uno de nuestros aliados en la zona, particularmente en la lucha contra el Estado Islámico y el terrorismo. Sostiene una colaboración fuerte con la mayor parte de los países occidentales, con relaciones militares que son claras y completamente transparentes”, mantuvo.

Desde dos mil siete hasta dos mil diecisiete, Arabia Saudita fue el segundo usuario más esencial de armas de Francia, si bien hoy día París es solo “el octavo distribuidor saudita en materia militar, lejísimos de U.S.A. y Reino Unido”, conforme una fuente del Elíseo citada por la agencia France Presse.

Las declaraciones de Macron son un dardo envenenado contra Alemania. El Gobierno de Merkel dio un paso al frente desde un primer instante al anunciar la suspensión temporal de la venta de armas a Arabia Saudita. El ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, solicitó además de esto a la Unión Europea que adopte una postura común, para eludir que la suspensión alemana solo sirva a fin de que otro país ocupe el hueco que dejen las exportaciones alemanas.

El Ejecutivo debe todavía determinar qué hacer con los contratos ya aprobados. El portavoz de Merkel anunció esta semana que el Ejecutivo estudia en profundidad los casos y emitirá una contestación dentro de poco. La Eurocámara, en ese sentido, votó el jueves en favor de suspender las exportaciones de armamento a Riad, si bien la resolución no es vinculante.

Este viernes, la ministra de Exteriores de Austria defendió asimismo una suspensión europea como contestación al asesinato del cronista. “Debemos actuarjuntos, como UE, en frente de Arabia Saudí”, afirmó Karin Kneissl al diario alemán Die Welt. Kneissl citó la guerra en Yemen y la crisis de Qatar como motivos auxiliares para justificar la medida.

Si paramos el suministro de armas a Arabia Saudita en toda la Unión Europea, podemos contribuir a poner punto y final a esos conflictos, consideró.

About the author

David Lobato

Leave a Comment