Internacional

Iran arremete contra EE UU por las sanciones pero se mantiene en el acuerdo nuclear

Written by David Lobato

El líder maximo de Van a ir, el ayatolá Ali Jamenei, ha vuelto este sábado a su frecuente oratoria revolucionaria para flagelar a Washington por el restablecimiento de sanciones a la República Islámica desde el lunes.

Durante los cuarenta años de enfrentamiento con Van a ir, E.U. siempre y en todo momento ha salido derrotado, ha afirmado.

No obstante, la máxima autoridad del país ha eludido cualquier mención a la posibilidad de desamparar el pacto nuclear, como conminaban ciertos líderes el pasado abril tras la salida de EE UU.

Este nuevo presidente de Norteamérica (…) ha puesto en patentiza y desacreditado el [escaso] prestigio que les quedaba a USA y a la democracia, ha asegurado Jamenei a lo largo de una audiencia a un conjunto de universitarios con ocasión del Día Nacional contra la Insolencia Global (EE UU en la oratoria revolucionaria).

El momento no podía ser más oportuno. Todos los años, el cuatro de noviembre, el régimen islámico festeja el aniversario de la toma de la embajada de E.U. en la ciudad de Teherán, que significó el rapto de cincuenta de ciudadanos norteamericanos a lo largo de cuatrocientos cuarenta y cuatro días y la rotura de relaciones diplomáticas entre los dos países.

Desde ese momento, la recién nacida República Islámica, como pasó a llamarse el Van a ir surgido de la revolución, transformó el antiamericanismo en uno de los fundamentos de su existencia y su enemistad con Washington se transformó en un claro obstáculo para la paz en la zona.

De ahí el recelo con el que Jamenei admitió el pacto nuclear de dos mil quince, mas asimismo su enorme significado alén de lo que se firmó.

La retirada de EE UU ha asegurado al líder supremo en su falta de confianza cara ese país y por extensión de Occidente. Al unísono, el gran costo que la reimposición de sanciones tiene para su país, ya antes aun de su puesta en práctica, dificulta que pueda congratularse de lo que para él era un descalabro anunciado. Solo le queda la rabieta.

Y el general Qasem Soleimani. El jefe de la Fuerza Qods de los Guardianes de la Revolución (Pasdarán) ha contestado al despreciable tweet de Trump publicando que “se aproximan las sanciones” con una imagen inspirada en la serie Juego de tronos, con un inquietante “te voy a hacer frente” en su cuenta de Instagram.

Más severo, el Gobierno de Hasan Rohani, mediante su Ministerio de Exteriores, ha subrayado que las sanciones forman una violación del pacto nuclear y de las resoluciones de la Organización de la Naciones Unidas. “Irán no va a dejar que el régimen de Trump logre sus objetivos ilegítimos”, asevera el comunicado.

Ninguna mención a una ocasional contestación iraní. La contención del mensaje es consistente con la percibida por múltiples analistas y parlamentarios europeos que en las últimas semanas han visitado Teherán.

“Los iraníes hacen gala de paciencia estratégica”, afirma una de esas fuentes. “Nadie a lo largo de las incontables entrevistas que he mantenido allá ha hecho alusión a retirarse del PIAC [Plan Integral de Acción Conjunta, el nombre oficial del acuerdo nuclear] como ocurría en abril”, agrega.

Conforme estos observadores, los iraníes desean sostener a los europeos de su lado y están a la espera de ver hasta qué punto sus medidas, de forma especial la Entidad con Cometido Singular (SPV por su nombre en inglés, Special Purpose Vehicle), dejan sortear las sanciones ya antes de tomar medidas más radicales.

El propósito de la Administración Trump es que las sanciones obliguen a los gobernantes iraníes a admitir sus demandas de disminuir la intervención en los países vecinos (Irak, Siria, Líbano, Yemen) y recortar el programa de misiles.

Veteranos observadores de la República Islámica apuntan no obstante que la trayectoria del régimen ha probado que las presiones económicas externas fortalecen a los ultras y acaban exacerbando las tensiones regionales.

About the author

David Lobato

Leave a Comment