Familia

Algunos consejos para combatir los terribles virus escolares

Written by David Lobato

En septiembre es el momento del retorno al cole, y es en las salas donde los virus otoñales hallan el sitio idóneo para abundar y agredir a los más pequeños. Alergias, catarros, faringitis, bronquitis o bien diarreas arremeten con ciertos pequeños que llegan a otro hábitat completamente diferente al de sus vacaciones veraniegas.

En la mayor parte de los casos nada que gaceta gravedad, y además de esto estas enfermedades son precisas a fin de que los pequeños fortalezcan su sistema inmunológico.

Desde el grupo de pediatría de los Centros de salud Vithas Nisa Rey Don Jaime, Centro de salud Vithas Virgen del Consuelo y el Centro de salud Vithas Nisa nueve de Octubre, el doctor Javier Miranda Mallea, responsable de la unidad al lado del doctor Salvador Martínez Arenas, concreta ciertas pautas a proseguir para fortalecer las defensas contra estos gérmenes.

 

Tal y como explica el doctor Miranda, «las enfermedades respiratorias y también intestinales acostumbran a aparecer en esta temporada del año, mas no se debe olvidar que la minoración de horas de luz y los cambios de temperatura pueden provocar astenia o bien abulia en los pequeños y eso no quiere decir que estén enfermos.

Además de esto, hasta el momento en que vuelven a su rutina de horarios de sueño es muy normal que muchos pequeños se muestren más irritables».

SÍ que deben tener singular atención en esta temporada del año los pequeños asmáticos o bien alérgicos. En otoño muchos pequeños alérgicos presentan un agravamiento de sus síntomas, lo que puede coincidir con el incremento de cuadros catarrales con afectación de bronquios y/o pulmones.

La humedad ambiental y los cambios frecuentes de temperaturas hacen que los procesos alérgicos empeoren, con un debilitamiento del sistema respiratorio y mayor tendencia a las infecciones respiratoria

Asevera el doctor Miranda y apostilla que «las bronquitis y faringitis son muy frecuentes en otoño y no acostumbran a presentar dificultades salvo en pequeños menores de un par de años o bien con enfermedades respiratorias. Como es lógico otro factor que hay que valorar es la fiebre, que podría señalar una infección más grave o bien una gripe».

«Hay que valorar el patrón temporal de los síntomas respiratorios. Procesos cortos, si bien sean repetidos, acostumbran a señalar inconvenientes de infección respiratoria. Estornudos o bien secreción nasal persistente nos fuerza a meditar en un posible caso de alergia», matiza el doctor Miranda.

Las medidas preventivas aconsejadas

Las pasos recomendables para progenitores y educadores es primordialmente sostener bien hidratados a los pequeños, enseñarles a lavarse las manos asiduamente, eludir dentro de lo posible los cambios bruscos de temperatura y las corrientes de aire, no abrigarlos en demasía y cumplir a raja tabla las horas de reposo de los pequeños.

Hasta los doce años se aconseja que el pequeño duerma de nueve a trece horas cada día para el inmejorable funcionamiento del cerebro y del cuerpo.

Además de esto, es conveniente que los pequeños practiquen algún género de deporte:

«ya que el deporte va a mejorar su estado de ánimo, -añade el doctor Miranda- y como no, fortalecer sus defensas con una nutrición nivelada rica en frutas y verduras como brócoli o bien espinacas que les aporten las vitaminas y los minerales suficientes y comestibles ricos en cinc que fortalezcan su sistema inmune. En pequeños mayores, los frutos secos como cacahuetes o bien nueces les aportarán además de esto mucha energía»

About the author

David Lobato

Leave a Comment